NARCOLEPSIA

Dicen que orbayu sonaba de fondo y también, dicen que muchas apoyaron su cabeza en mi almohada, sabe ella que sólo fue una, que sólo fue ella quien dejó su huella.

Ella, la que dejó su aroma impregnado en mis sábanas.

También dicen que de todas ellas jamás hubo una, que ella, se fue sin apoyar la cabeza y… su aroma esparció por la sala.

Dicen que fue un fantasma quien por la sala deambulaba recogiendo su aroma para que nadie hablara.

Que recogió y ahuecó la almohada impregnada de aroma a fantasma.

Sólo ella.

Y yo.

Sabemos qué fue lo que pasó.

Sólo él, sí él.

El que deambulaba esparciendo su aroma y reconstruyendo mi cama para crear lo que todos deseaban.

Esa incertidumbre de saber si fue ella o aquel fantasma, o si sólo fui yo quien la soñaba.

@elesconditedesikras

Siguiente relato

Volver al índice de relatos