FLORIDA

Tal vez hablar de orbayu en Florida suene un poco extravagante, pero también es cierto que en ocasiones una fina lluvia cubre sus pantanos y manglares. Entonces podemos hablar, por ejemplo, del “spanish moss”, musgos que cuelgan de los cipreses que crecen en las zonas inundadas y que dan un aspecto un tanto tétrico a estos bosques.

Nunca me imaginé que Florida pudiese ser el “profundo sur”. Siempre la asociaba con Miami, Orlando, Los Cayos, lugares turísticos y luminosos. Pero hay una Florida recóndita y primitiva llena de “red necks” (cuellos colorados), o sea, aldeanos en el mejor sentido de la palabra; de poblados de caravanas, de casas escondidas en la maleza… y no hay que ir muy lejos para verlos, porque están muy cerca de playas maravillosas, de urbanizaciones de ensueño y de la propia capital con sus centros comerciales deslumbrantes.

Fue sorprendente ver la cantidad de gente que se reunía en las playas al anochecer alrededor de las hogueras. También descubrir en plena naturaleza, desde una ardilla blanca a unos enormes caimanes y fue conmovedor entrar en un restaurante de aspecto decimonónico y ver que en su carta tenían TOMATES VERDES FRITOS. Una de mis películas favoritas.

Sálvora

Siguiente relato

Volver al índice de relatos